¿LO ACOSAN TELEFÓNICAMENTE POR DEUDAS?

Existen actuaciones de cobranza extra judicial expresamente prohibidas por el legislador:

1- El envío de documentos que aparenten ser escritos judiciales.

Son documentos pretenden amedrentar a los deudores respecto de situaciones no reales, puesto que el deudor no ha sido efectivamente demandado.

2-Comunicaciones a terceros ajenos a la obligación en las que dé cuenta de la morosidad.

Los bancos, retail o casa de cobranza no pueden comuniwrite my narrative paper paper writing servicescar a terceros de la morosidad del deudor, cualquiera que sea este tercero, por ejemplo familiares, trabajador de casa particular, empleadores, etc.

3- Visitas o llamados telefónicos a la morada del deudor durante días y horas inhábiles.

Las visitas o llamados telefónicos sólo podrán realizase los días hábiles, esto es los días no feriados ( Domingos y festivos) y entre las 08:00 y 20:00 horas.

4-Toda conducta que afecte la privacidad del hogar, la convivencia normal de sus miembros o la situación laboral del deudor.

Las gestiones de cobranza no pueden alterar la vida privada del deudor o su situación laboral. Esto merece principal relevancia, puesto que los llamados telefónicos no pueden ser reiterativos y menos aún incluir conductas amedrentadoras y amenazadoras. Por ultimo, respecto de los llamados telefónicos  se debe dejar claramente establecidos que contactado el deudor no existe justificación alguna para insistir.

Recomendamos decirle al telefonista si acepta que la llamada sea grabada y “acto seguido” preguntarle de parte de qué empresa llama y su nombre completo e indicarle cuántas veces ha sido llamado  en el día con motivo del cobro de la deuda.